Página inicial en versión de texto  
the Militant, a socialist newspaper
about this site directory of local distributors how to subscribe submit a photo or image order bundles of the Militant to sell
news articles editorials columns contact us search view back issues
IN ENGLISH
The Militant
ARTÍCULOS DE PORTADA
Gobierno británico usa bombazos para ahondar ataque antiobrero
Patrones impulsan guerras, campaña de‘unidad nacional’
 
Partidarios de campaña socialista en NY ofrecen alternativa obrera
 
Venezuela: campesinos protestan por ataques de matones, exigen tierra
 
Al cierre de la edición: ¡Victoria en Seattle!  
ESPECIAL
FORUMS
CALENDARIO
PERSPECTIVA MUNDIAL
ENVIAR CARTA AL DIRECTOR
ENVIAR ANUNCIO DE FORO
ENVIAR ANUNCIO PARA CALENDARIO


Un semanario socialista que defiende los intereses del pueblo trabajador
Vol. 69/No. 2825 de julio de 2005

 
Gobierno británico usa bombazos
para ahondar ataque antiobrero
Patrones impulsan guerras, campaña de‘unidad nacional’
(portada)
 
POR JONATHAN SILBERMAN  
LONDRES—Aprovechándose de los ataques dinamiteros que se dieron aquí el 7 de julio, el gobierno británico ha lanzado una campaña por la “unidad nacional” para disminuir la oposición popular a las incrementadas restricciones a los derechos políticos del pueblo trabajador. Estas medidas propuestas incluyen nuevas leyes “antiterroristas” destinadas a ampliar los poderes de la policía política para realizar actividades de espionaje e interferencia.

“Seremos fieles al modo de vida británico”, declaró el primer ministro Anthony Blair al regresar de la cumbre G-8. Declaró que en contraste con los ataques en Londres, la cumbre dirigida por los imperialistas estaba ayudando con los “problemas de la pobreza en áfrica”.

El 12 de julio, unos días después de los ataques, la policía anunció que había identificado a los cuatro hombres que habían llevado bombas en tres trenes subterráneos y un autobús en Londres, matando a más de 50 personas. Según informó la prensa los cuatro fueron captados por cámaras del sistema de vigilancia de circuito cerrado del subterráneo y han sido identificados por evidencia física hallada en los sitios de los ataques.

Los comentarios de la prensa se han enfocado en el hecho de que todos los acusados eran ciudadanos británicos, y por lo menos tres de ellos eran de Leeds, West Yorkshire. Blair comentó en el Parlamento que “fue asombroso descubrir que los que habían hecho esto habían nacido y crecido en este país”. Según se informa, tres son de ascendencia paquistaní y uno nació en Jamaica.  
 
Campaña de ‘unidad nacional’
El dirigente del Partido Conservador Michael Howard respaldó al primer ministro del Partido Laborista, declarando que el “país está completamente unido” en los esfuerzos para “derrotar al terrorismo”.

Los gobernantes británicos usaron las conmemoraciones del 60 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial el 10 de julio para promover la campaña de “unidad nacional”. La Reina dijo que la “generación de la guerra” era un ejemplo a emular en “estos días difíciles”.

“Londres no será dividida”, declaró el alcalde Kenneth Livingstone, citando palabras pronunciadas por Winston Churchill. Livingstone fue alabado en los medios de comunicación capitalista desde Londres hasta Nueva York.

Livingstone, quien se hizo fama como dirigente de la “izquierda del Partido Laborista”, pidió a todos los capitalinos a ayudar a garantizar el éxito de un acto nacional de dos minutos de silencio el 14 de julio y los instó a participar en una vigilia en Trafalgar Square esa misma tarde. La central sindical (Trade Union Congress) se sumó a ambas actividades.  
 
Aumentan los poderes policiales
La noche del 9 de julio la policía evacuó a 20 mil personas del centro de Birmingham, la segunda ciudad del país. Cerraron la entrada y la salida de la carretera circular e hicieron explotar cuatro “bultos sospechosos”, todos los cuales resultaron ser inofensivos.

El gobierno británico ha aumentado sus intentos para limitar los derechos y fortalecer las agencias policiales y de espionaje. Blair informó al Parlamento el 13 de julio que el gabinete acelerará la preparación de una nueva propuesta de ley “antiterrorista”. Una de las medidas que se están considerando es la prohibición de “aceptar o glorificar al terrorismo”, según el diario Scotsman.

El gobierno confirmó que promulgará una nueva Ley Antiterrorista a principios del año que viene, la cuarta ley de este tipo que se ha aprobado desde el año 2000. Los planes incluyen establecer un departamento de “seguridad de la tierra nativa” que agruparía a todas la “agencias antiterroristas”. Las leyes que ya se han aprobado le permiten a la policía detener a individuos por una semana sin cargos y presentarles “órdenes de control”, que resultan en ya sea arresto domiciliario o marcaje electrónico, a personas que ellos consideren “sospechosas” pero carecen de pruebas para arrestarlos.

El gobierno británico también ha iniciado patrullas conjuntas del ejército y la policía en varias regiones de “prueba”.

Otra medida que se ha impulsado recientemente es una ley para establecer un carnet nacional de identidad obligatorio.

El secretario del interior Charles Clark convocó a una reunión del Consejo de la Comunidad Europea sobre la Justicia y los Asuntos Internos para presionar a las compañías de telecomunicaciones a que mantengan registros de todas la llamadas telefónicas personales y los correos electrónicos para que la policía los pueda revisar. El canciller Gordon Brown ha exigido que la Unión Europea implemente de inmediato las medidas aprobadas después de los ataques dinamiteros en Madrid el año pasado. Estas permitirían a la policía revisar los trámites bancarios y facilitarían la colaboración internacional entre las agencias policiales.

Los grupos pro derechos civiles como Liberty han aplaudido las últimas medidas del gobierno declarándolas “una respuesta moderada”.

Blair y otros funcionarios del gobierno han dicho repetidamente que no atacarán a los musulmanes indiscriminadamente con su campaña “antiterrorista”.

En respuesta, el gobierno ha recibido ofertas públicas de colaboración de algunos dirigentes musulmanes locales y nacionales. El Consejo Musulmán Británico ha apelado a los musulmanes a “unirse para ayudar a la policía”.
 
 
Artículos relacionados:
‘Antiterrorismo’ es bandera del gobierno británico, antiobrero es su curso

Printer logo 
Versión fácil de imprimir de este artículo


 
 
 
 
Página inicial | Página inicial en versión de texto